4º Curso de ABR

El fin de semana pasado tuvimos el 4º curso de ABR, un año más tarde, Leonyd hizo la evaluación de Dani.  Vio cambios positivos en él, a nivel de estructura estaba cambiado. Lo pudimos comprobar nosotros mismos, no solo allí, sino en casa viendo los vídeos de enero del 2014 y el que le grabaron el sábado.  En 2014 Dani no gateaba bien, tenia como unida la cadera con la columna, iba en bloque, en muchos momentos, echaba las dos piernas a la vez al gatear, sin embargo ahora su cadera esta más disociada de la columna y sincroniza mucho mejor las piernas y brazos al gatear.
Enero 2014

Mayo 2016

Ha habido cambio también en el ejercicio de andar para atrás, en 2014 a penas controlaba hacerlo, y ahora lo hace perfectamente. En las escápulas también tiene mayor movilidad, y yo creo que eso ha favorecido que pueda llevar sus dos brazos y cruzar la línea media, algo que antes le resultaba muy difícil.
El hecho de que ahora le sea más fácil o cómodo hacer algunos movimientos, se nota en su expresión, esta más relajada, cosa que antes se notaba su cara más tensa al concentrase en lo que hacia.
No notamos una forma muy diferente de andar, en eso no hay un cambio evidente, pero su espasticidad del brazo izquierdo ya bajó el año pasado y creo que, aunque sigue teniendo, se ha mantenido un nivel más bajo. Esto le favorece a la hora de no perder el equilibrio al andar.
En todos los ejercicios, su columna esta recta, asombrosamente recta. La semana pasada, Dani tuvo osteópata, y Olga recalco muchísimas veces durante la sesión que hacia muchísimo tiempo que no le veía tan bien. Que su tono muscular era excelente.
La verdad es que es cierto, que Dani esta ahora en una buena “racha”, no sé si será un periodo de “no crecimiento”, pero bueno, igual que hay épocas peores, ahora le vemos bien.
Mi sensación es buena, me siento bien porque el esfuerzo del año, tanto el suyo como el mío, han merecido la pena. Además hemos conseguido no dejar de lado los estudios, que tantos quebraderos de cabeza ya nos han dado con los deberes este año. Las notas de Dani no pueden ser mejores, casi todo es notable, así que ¿Qué mas puedo pedirle?. Además este año, he estado más relajada, teniéndole más en cuenta y pensando más en cómo hacerle sentir mejor.
Creo que con el final de curso, aunque sin bajar la guardia del todo, se merece un descanso, por lo menos de matemáticas, lengua, naturales, sociales, etc. Con ABR seguiremos trabajando hasta que nos vayamos de vacaciones, pero sin agobios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *