dav

Inclusión, diversidad, visibilidad. ¡Qué emoción, muchísimas gracias!

Y se hizo la magia, todos los que escuchaban a Jesús Vidal, sentían la emoción y ese sentimiento tan especial que uno siente cuando está cerca de las personas con diversidad funcional. Y por un momento todos se daban cuenta, que las personas con diversidad funcional pueden hacer las mismas cosas, incluso más, mucho más. Porque son personas que transmiten algo tan puro, que por eso llega a todos, a los más sensibles y a los que no lo son tanto.

Ojalá ese momento durara eternamente, en el que la discapacidad de repente desaparece y lo único que ven todos es a la persona, una persona con tanto por enseñar y por transmitir, que todos se mostraban receptivos y hubieran estado los minutos que fuera escuchando su discurso.

Pues he de decir que una vez descubres esto, y ese sentir se prolonga en el tiempo, se consigue cambiar muchas cosas en tu vida y en ti mismo. Y por eso las personas que estamos de manera permanente con personas con otras capacidades, podemos decir que es un gran regalo. Y muchos pensaran en lo duro de la dependencia, de las terapias, de los médicos, y no voy a negar que es duro, pero como puede serlo cualquier otra circunstancia vital que requiera un esfuerzo añadido por parte de los padres, pero lo que te aporta probablemente supera con creces lo que nos esforzamos por ellos.

 

dav

dav

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *