plano Dani

Ultima consulta de Rehabilitación y primera del año 2017

Ayer tuvimos la primera revisión del año, la revisión en la consulta de rehabilitación del Niño Jesús. En ella nos dijeron que Dani tenía muy bien la espalda, las caderas y en general que le veían muy bien. La doctora no creyó conveniente prescribirle férulas, ya que considera que un zapato ortopédico hará la misma función para evitar la pronación. Y bueno, pues que además debe hacer alguna actividad aeróbica, de movimiento, y que cuanto más se mueva mejor.

¿Y bien?, mi sensación cuando salí de la consulta, es buena porque me transmiten que Dani está bien, no va hacia atrás, pero siento inseguridad ante las palabras de un profesional que tiene su propia opinión, la cual no es compartida con otros profesionales que ven a Dani. ¿Y quién lleva razón?, ¿Por qué hay fisios que tratan a Dani, que apuestan 100% por que lleve férulas y sin embargo ésta nos dice que o le ponemos unas férulas hasta la rodilla o no es necesario que las lleve?. Te recomiendan que haga alguna actividad aeróbica, y a partir de ahí, te buscas la vida para hacer encaje de bolillos en la agenda semanal y meter entre el resto de los tratamientos y deberes, una actividad aeróbica. Llega un momento en que establecer prioridades supone un gran conflicto, pero necesario ya que estar hasta las 22:00 o 22:30 haciendo deberes porque no hemos tenido tiempo antes debido a las terapias, ya empieza a pasar factura a todos.

El caso es que la sensación una vez más es que TU decides qué hacer y cómo.

El mismo día que teníamos la consulta, un padre me comentaba lo enfadado que había salido de la misma consulta porque a lo largo de estos años no le habían facilitado ni un solo tratamiento. La explicación que le dan es que no es el hospital que le corresponde, cuando actualmente hay libre elección de médico. Otra mama, en la puerta del cole me decía que ella había decidido con la de la ortopedia renovar las férulas a su hijo, y luego vería la forma de que se las prescribieran para conseguir la subvención.

Hemos hecho, creo recordar 4 estudios de la marcha en el Hospital Niño Jesús, nunca la rehabilitadora nos ha dado feedback de los resultados, casi siempre porque no se los habían pasado y no estaban cargados en el ordenador. Pero bueno, esta vez nos han mandado una 5ª para la que espero que haya más suerte.

Y si lees esto, comprobaras que el camino, además de duro muchas veces, lo vives en solitario. Y no me refiero a que estés solo literalmente, me refiero a que los profesionales, que entienden algo más de lo que le pasa a tu hijo, no te facilitan precisamente las cosas. Y en muchos casos no tiene en cuenta a los padres que van a esas consultas con el corazón encogido, esperando salir habiendo escuchado palabras esperanzadoras y con la tranquilidad de que no están solos, que hay personas que saben más sobre la salud de sus hijos que están ahí apoyándoles siempre.

Comments 5

  1. Victoria

    Hola, encontré tu blog en internet y estoy maravillada con los logros de tu hijo.. Felicitaciones.. Me emocionó mucho verlo escribir tan concentrado. Leí tu Post, este que públicas ahora, y creo que a lo mejor sirve que tanto la doctora que no cree que use más férulas charle con los que sí lo consideran, y entre todos tomen la mejor decisión… Lo comento porque supongo que debe ser difícil que la tomes tú… Yo recién comienzo con este camino y tomar decisiones terapéuticas o médicas cuando hay opiniones tan opuestas siempre me ha costado. Y sé que seguirá costando.

    Me llamo Victoria, soy de Argentina y tengo un niño de casi dos años con una disparesia.. Un cálido abrazo.

    1. Post
      Author
  2. María Merinero Cerro

    Buenas noches, María José:

    Os envío toda la fuerza del mundo y os ofrezco (al papá y a ti) mi ayuda en todo lo que se nos ocurra.
    Tenéis un niño guapísimo y con luz en la mirada., seguro que consigue muchos logros que emocionarán a todos los que le conozcan…. gracias a vuestro amor y dedicación.
    Tengo un hijo de 13 años al que, te aseguro, intento inculcar sensibilidad y empatía hacia quienes han tenido peor suerte que él y lo tienen más difícil, ¡y funciona!

    Un abrazo,

    María Merinero

    1. Post
      Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *