IMG_0748 (2)

Un cambio importante

Este año ha venido con un importante cambio que está por llegar, y es el cambio de colegio de Dani. No es un tema que haya surgido de un día para otro, es un tema que nos ha quitado el sueño ya casi desde el año pasado, cuando empezamos a planteárnoslo. 

Creo que nunca he hecho una entrada hablando sobre lo difícil que es tomar la decisión del tema escolar, para padres de hijo con necesidades especiales. Es muy difícil porque se juntan muchos factores, los niños son pequeños y los padres no saben muy bien cuál es la mejor opción, si colegio de integración o colegio de educación especial. Son muchos los padres que conozco que habiendo elegido una opción, con el tiempo han cambiado a la otra. Otro de los motivos de dificultad, es que en muchos casos nadie te orienta a una cosa u otra, y al final como siempre, son los padres los que tienen que decidir, y en este caso, la mezcla de lo emocional y las expectativas de lo que tu hijo puede o no conseguir, puede interferir de una manera demasiado subjetiva en la decisión, no sé si me explico.

Además de que todavía estamos a años luz, de conseguir una escolaridad inclusiva, con profesionales preparados para ello, que es lo que facilitaría las cosas a todos. Pero este tema daría para hablar en una entrada sola.

En nuestro caso, el cambio se plantea cuando nos damos cuenta de que en el colegio de Dani, una vez termine 6º de primaria, ya debe ir a un instituto. Y el instituto más cercano al colegio, está lejos de casa, además de que no es de integración motorica. De manera que tendría que entrar de nuevas a un instituto con 12 años, en plena adolescencia integrase con grupos de chicos nuevos. Y aquí, entramos en pánico!.  

Después de hablarlo, no solo entre nosotros, sino con profesionales y personas con PC, nos aconsejaron que la mejor opción es que Dani fuera acompañado a la adolescencia. Es decir que cuando llegue a la etapa de secundaria, ya vaya con un grupo de niños que le conozcan. Y después de pensarlo mucho, con muchísima pena por los profesionales y amigos que deja allí, tomamos la decisión de cambiarle a un colegio donde también se da secundaria y bachillerato. 

Y bueno, ahora, después de que la decisión está tomada y los primeros pasos dados, puedo decir que estoy más tranquila, pero sé que hasta que Dani no lleve allí algún tiempo y vea que está bien, que le aceptan bien, que se desenvuelve bien, no estaré tranquila del todo.

Aquellos que sois padres y habéis tomado una decisión parecida, sabréis lo mal que se pasa por ellos, sobre todo por el miedo a que les hagan “daño” (no me refiero a un daño físico), a que no sepan enfrentarse con soltura a situaciones nuevas, etc. En el caso de que tu hijo tenga alguna dificultad añadida, este miedo se multiplica por 10, y os aseguro que hasta hace muy poco, solo pensar en cómo estará allí, se me hacía un nudo en la garganta que me hacía llorar sin consuelo.

En fin,…. solo espero que Dani vuelva a sorprenderme y que sea yo la que lo pase peor que él. Yo pediré a quien le protege desde allí arriba que lo haga con mucha más fuerza, por lo menos al principio.

 

Comments 6

  1. Veronica Tejero

    Mariajo, claro que te sorprenderá!!! Dani es un niño increíble con una fuerza extrema!!! Me alegro que ya estés más tranquila y efectivamente esa decisión es muy difícil de tomar en cualquier situación! Te mando un beso muy muy gordo y otro enorme para Dani!

    1. Post
      Author
  2. Soledad Rubio

    Animo mariajose, eres todo amor, seguro que acertarás, ves lo que Dani es capaz de hacer,pues verás como te sigue sorprendiendo cada día,las familias así tenéis un Don especial. Un fuerte abrazo besos

    1. Post
      Author
  3. Concha Galán

    Seguro que Dani, como siempre, nos deje con la boca abierta. Sus amigos, sobre todo a Hugo le va a tener siempre.. Mariajo tenéis un niño muy especial y muy querido.

    Ánimo

  4. Verónica

    Sin duda una decisión muy difícil, se de seguro que como bien esperas Dani sorprenderá a lo grande y con avances con los que no contamos, los cambios siempre producen estos efectos y más en alguien como Dani, tan perceptivo y dado a los demás. Pasar el mal trago es algo que tocaba como padres, pero mirar atrás y encontrar consuelo en una decisión bien tomada también os tocará disfrutarlo. Un beso muy grande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *